MULTIMEDIOS DIGITAL
17 de junio de 2017 / 11:26 a.m.

ESPECIAL.- Una mujer que dio a luz a una niña en el año de 1987 en el hospital de Cheliábinks, en el sur de Rusia, les aseguró a los médicos que le habían entregado a la menor equivocada, pues la noche anterior le mostraron a una pequeña con diferentes características.

‘Mi hija al nacer, tenía el pelo lacio, piel muy blanca y ojos grandes. Cuando me la trajeron al día siguiente, parecía otra niña’, comentó la afectada.

Zoya Tuganova formó junto a su marido a una joven que llamaron Katya, pero siempre estuvo llena de dudas sobre si era o no su hija.

Tiempo después de que esposo falleciera, decidió investigar junto con Katya sobre su origen; ambas revisaron los archivos hospitalarios de su ciudad hasta dar con una chica de nombre Lucía, que resultó ser su verdadera hija.

Ella había sido criada hasta los trece años por una mujer llamada Elvira Tuligenova, pero aquella madre murió por alcoholismo y su padre fue encarcelado por asesinato. La menor tuvo que pedir limosna en las calles hasta que fue llevada a un orfanato.

Zoya dijo sentirse feliz por tener en su vida a las dos jóvenes y sus cuatro nietos, ahora prepara una demanda por 52 mil dólares contra el hospital.


dezr